Según diversos estudios deberías esperar reemplazar tu computadora una vez cada cuatro años. Se basa en un análisis de costos, más el tiempo promedio que lleva desgastar las partes internas de la computadora.

Las computadoras no están diseñadas para durar mucho tiempo, e incluso si lo fueran, las actualizaciones de software son tan rápidas que las máquinas más antiguas a menudo no pueden mantenerse al día con los nuevos programas.

Si tu computadora es literalmente tan antigua que sus requisitos de sistema no cumplen con los mínimos necesarios para actualizar a la versión más reciente de su sistema operativo preferido, o a la versión más reciente de los programas que necesita, como navegadores, Microsoft Word o Photoshop, es hora de remplazarla.

Las señales de que una computadora está desgastada o necesita alguna actualización son bastante conocidas.

Una de ellas es la del sobrecalentamiento constante, todas las computadoras se calentarán en algún momento si se impide el libre tránsito de los ventiladores. Las computadoras acumulan polvo en el interior que puede hacer que los ventiladores funcionen de manera deficiente, y si tu computadora se sobrecalienta continuamente, puede dañar los componentes internos.

Los tiempos de arranque lentos son un síntoma de que algo está mal. Las computadoras nuevas pueden prender rápidamente, apagadas o en reposo, para estar listas para operar, por lo que, si la computadora tarda unos minutos en iniciarse y luego es significativamente lenta durante el primer período de operación, sabe que es hora de comenzar a considerar una nueva.

Sí estás buscando una computadora nueva no dudes en visitar a los mejores: Urzaiz Basso.